De la granja a la mesa a través del diálogo

/    


Nuestro sector ha impulsado durante muchos años las prácticas sostenibles, a través de la colaboración con los proveedores para contribuir a crear un mercado para los agricultores y una amplia oferta para los consumidores. Por ello, me complace reafirmar hoy nuestra disposición a cooperar con los sistemas alimentarios sostenibles en el marco de la estrategia “de la granja a la mesa” de la Comisión. La crisis de Covid ha demostrado que la venta minorista y mayorista es un sector esencial, que garantiza la distribución eficiente de los productos básicos diarios a los consumidores. También nos esforzamos en hacerlo de forma sostenible y en promover estilos de vida saludables”, con estas palabras, el director general de EuroCommerce, Christian Verschueren, valora la estrategia “Del campo a la mesa” ante el informe conjunto que preparan las Comisiones de Agricultura y Medioambiente del Parlamento Europeo.

El trabajo de la distribución europea se centra en una idea extraída de la encuesta realizada por McKinsey y EuroCommerce, y publicada a principios de año, según la cual el 50% de los consumidores afirmó que tenía previsto comprar más alimentos saludables, locales o respetuosos con el medio ambiente este año, pero el 26% quería tanto ahorrar dinero en la compra como avanzar hacia estilos de vida sostenibles. En opinión de EuroCommerce, éste es un mensaje claro que invita a que toda la cadena de suministro realice un trabajo conjunto para seguir aumentando la oferta de alimentos producidos de forma sostenible y asequible.

La estrategia de la Granja a la Mesa refleja las ventajas y oportunidades que presenta un sistema alimentario sostenible, pero también algunos de los retos que aún deben abordar todos los agentes de la cadena de suministro, las ONGs y los reguladores. Entre ellos cabe mencionar la información al consumidor, la mejora de la producción ecológica, la reducción de los pesticidas y el apoyo a los productores primarios en la transición. El informe destaca, además, las numerosas interrelaciones con otras políticas a nivel de la UE e internacional y la necesidad de una total coherencia entre ellas, lo que añade un plus de complejidad a la estrategia.

El diálogo constructivo con todos los agentes de la cadena de suministro es el camino a seguir en este contexto donde, afortunadamente, ya existe un amplio conjunto de buenas prácticas a tomar en cuenta, como las recogidas en la página web de EuroCommerce #sustainablecommerce.