#WholesaleDay21: levantar el velo sobre la distribución mayorista

EuroCommerce celebra hoy, 3 de junio, su #WholesaleDay21 como una ocasión para hablar de la contribución de los mayoristas a la economía de la UE, de los principales retos a los que se enfrentan en un entorno cambiante, de cómo los abordan y del apoyo que necesitan.

El objetivo de este día es, según el presidente de EuroCommerce, Régis Degelcke: “levantar el velo que a menudo oculta a la vista del público el papel vital que desempeñan los mayoristas para hacer funcionar nuestra economía.  Las complejas cadenas de suministro de hoy en día son como cualquier máquina que utilizamos a diario: no miramos todos los componentes de la misma, simplemente esperamos que funcione. Lo mismo ocurre con los mayoristas. Como trabajan con una amplia gama de clientes industriales y profesionales, nosotros, el cliente final, no vemos lo que hacen para que la cadena de suministro funcione para nosotros«.

En toda la UE hay 1,8 millones de empresas mayoristas en toda la UE, que colaboran estrechamente con diferentes sectores, incluido el de la alimentación. En este ámbito concreto, son fundamentales para el funcionamiento del turismo y de la restauración. Además, ofrecen servicios expertos y de alto valor añadido para que sus clientes, como servicios logísticos que, en el caso concreto de España, ayudar a numerosas pequeñas cadenas de supermercados a competir en el mercado.  En este sentido, los mayoristas que suministran al sector horeca se han visto muy afectados por el cierre de hoteles, restaurantes y comedores colectivos, por lo que esperan la reapertura en el momento post-Covid que vive Europa para recuperar la normalidad en sus negocios.


El variopinto grupo de “mayores” y el supermercado

Durante los meses de confinamiento, el supermercado ha sido un aliado para las personas mayores. Más allá de la cercanía a la hora de hacer sus compras diarias, este colectivo ha comprobado en primera persona como los empleados de las tiendas se han volcado para facilitarles las cosas con horarios especiales para ellos e incluso llevándoles la compra a casa en los momentos más difíciles para ellos.

En la confianza de que el proceso de vacunación avance rápido y pronto podamos hablar de un periodo post-Covid, es el momento de seguir pensando en las personas mayores como un colectivo de consumo con una demanda diferenciada y de gran interés para la alimentación.

Se trata de un colectivo heterogéneo en el que empiezan a hacer irrupción los conocidos como boomers, un grupo muy numeroso que se acerca a esa edad dorada en que tendrán un cierto poder adquisitivo, tiempo para disfrutar y ganas de cuidarse con una alimentación sana y adaptada a sus necesidades específicas.

El informe “Los sénior en España 2021” elaborado por Silver Economy Consulting ofrece algunas pistas sobre cómo acercarse y responder a las expectativas de este colectivo, que está formado por personas modernas, permeables a la tecnología y a las novedades. Independientemente de los productos concretos que puedan interesarle, el estudio ofrece un perfil de consumidor exigente, abierto a los cambios y habituado a usar diferentes canales de compra.

En el variopinto grupo de los séniors, independientemente de estos boomers, desde ASEDAS pensamos que los más mayores, que componen las llamadas tercera y cuarta edad, tendrán demandas diferentes. En este sentido, al igual que ocurre en otras sociedades con una alta esperanza de vida como Japón, el supermercado será cada vez más un centro de servicios muy distintos, como la comida preparada y lista para consumir o el servicio a domicilio. Muchos de ellos están aún por descubrir, pero seguramente se agrupen bajo el denominador común del supermercado como un lugar donde socializar y al que integrar en los hábitos diarios de vida de los mayores.


Las 5 tendencias del supermercado post-pandemia

Nos hacemos eco de las cinco tendencias en los supermercados que ha seleccionado la consultora Manhattan Associates en el escenario post pandemia en el que nos introducimos y de las que también ha recogido la Revista Aral. Se trata de tendencias que ya eran incipientes antes de la Covid-19, pero que estos meses de adaptación rápida a las nuevas necesidades de los consumidores han acelerado y puesto de manifiesto.

  • Omnicanalidad o, como lo llamamos en ASEDAS, el nacimiento del consumidor mixto. Porque hemos comprobado que los consumidores emplean todos los canales posibles de consumo y lo hacen, además, de una manera simultánea. El cliente ya no prefiere el comercio físico sobre el digital, o viceversa, sino que busca la relación más fluida posible entre ambos formatos.

 

  • Conveniencia significa estar cerca de los clientes ofreciendo proximidad y respondiendo a sus necesidades en cuanto a surtido y servicios. La conveniencia era ya un concepto en auge, por ejemplo, con los supermercados de barrio o con la oferta de nuevos servicios como comida lista para consumir. Y se afianza de cara a los próximos meses.

 

  • Experiencia de compra y la diferenciación como un valor que se reproduce tanto en la tienda como en el canal online. La tecnología va a jugar aquí un papel fundamental, a través de espacios digitales informativos en tienda, dice Manhattan Associates. Sin duda esto va a ser así. Pero, para nosotros, además, la experiencia de compra tiene también mucho que ver con el contacto humano que ofrece el supermercado, con la cercanía tanto en zonas rurales y urbanas, y que han sido valores fundamentales en los meses pasados. En el entorno online, también es preciso aspirar a una buena experiencia de compra, por ejemplo, con la facilidad de uso de las webs.

 

  • Automatización de la cadena de suministro para agilizar y optimizar procesos. El proceso de digitalización que se había iniciado hace años adquiere ahora una nueva dimensión gracias a la aceleración tecnológica que está viviendo la industria, el comercio y la sociedad en su conjunto. En el caso de la distribución alimentaria contribuye a adquirir mayores cotas de eficiencia operativa que permite responder mejor a las necesidades de los consumidores y colaborar de manera más eficiente con el resto de eslabones de la cadena agroalimentaria.

 

  • Sostenibilidad que significa introducir la economía circular en todos los procesos de la cadena de suministro. Revisar las opciones de empaquetado y envasado, y asegurarnos de que estos son convenientemente recuperados y tratados, es una clara vía de trabajo, pero no la única. La eficiencia de las flotas de transporte, de los sistemas de frío o el control del desperdicio alimentario son solo algunas otras áreas de trabajo en las que los supermercados tienen abiertos proyectos ya muy avanzados en su aplicación.

España obtiene buena nota en seguridad alimentaria

España se caracteriza por ser un ejemplo en materia de seguridad alimentaria. La labor de la AESAN y de su Red de Alertas –en la que ASEDAS es uno de los puntos de contacto- constituye una gran fortaleza de nuestro sistema de alimentación, que sigue escalando posiciones en materia de calidad y seguridad . Así lo indica la novena edición del Índice Global de Seguridad Alimentaria (GFSI por sus siglas en inglés), publicado por The Economist, según la cual nuestro país escala tres posiciones con respecto al año anterior, situándose en el puesto 22 de los 113 países analizados. A nivel europeo, España ocupa el puesto 15 entre los 26 países del grupo, obteniendo más de 87 puntos sobre 100.

Como novedad, este índice ha incluido el estudio del uso de los recursos naturales y resiliencia debido al impacto de la crisis climática y también de la Covid-19. En este sentido, España ocupa la posición 12 a nivel europeo y el puesto 16 a nivel global, por detrás de Japón y por delante de Dinamarca.

En este marco crece la preocupación por la disponibilidad de alimentos, aunque Europa parte en una posición de ventaja gracias a sus bajos niveles de pobreza y de desigualdad en comparación con otros continentes, así como a una infraestructura avanzada de producción y distribución. De hecho, se destaca el papel fundamental del sector agroalimentario como eslabón clave durante la pandemia suministrando y abasteciendo a toda la población.

Esto no significa que Europa deba relajarse, como indica la inclusión del comercio y la alimentación entre los 14 ecosistemas fundamentales para la recuperación post-Covid y para asegurar la soberanía alimentaria. Como valores a conservar y seguir desarrollando destacan, entre otros, las medidas de alerta temprana o la llamada “agricultura inteligente”.

 


Día Mundial de la Salud: las 5 claves de la compra saludable en el supermercado

Hoy, 7 de abril, está establecido por la Organización Mundial de la Salud como el Día Mundial de la Salud. Esta celebración enlaza, además, con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 3 “Salud y Bienestar” de las Naciones Unidas, que es uno de los identificados dentro de las líneas de actuación de la distribución con base alimentaria.

ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, ha identificado 5 claves en las que se refleja el compromiso del supermercado de proximidad como un espacio en el que los consumidores pueden llevar a cabo decisiones de compra de alimentación beneficiosas para su salud.

  1. Surtido variado, completo, seguro y a precios competitivos

Es la propia esencia del supermercado: un surtido variado, completo, seguro y a precios competitivos que permite hacer la compra completa en un solo establecimiento y, por lo tanto, diseñar con facilidad una dieta equilibrada a la medida de cada consumidor. El peso de los alimentos frescos, ya sea en libre servicio o en compra asistida, es muy importante, alcanzado alrededor del 30% de las referencias a la venta, y constituye un elemento de diferenciación entre supermercados.

  1. Alimentos reformulados con menos grasas, sales y azúcares

Los supermercados de ASEDAS se unieron al Plan de Colaboración para la Mejora de la Composición de Alimentos y Bebidas 2017-2020 impulsado por la AESAN, Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, en el marco de la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad de la AESAN, NAOS. El resultado ha sido la reformulación de más de 2.000 referencias dentro de 13 grupos de alimentos y 57 categorías. Contando con que muchos de los productos del total ya cumplían con los objetivos de azúcar, sal y grasa saturada marcados en el Plan de Reformulación, en la actualidad más del 50% de las referencias que se ofrecen a los consumidores cumplen con los valores objetivos establecidos por los expertos, mientras se sigue trabajando en las demás.

  1. Acceso a 10 minutos de los hogares, sin desiertos alimentarios

El supermercado de proximidad presenta una alta capilaridad en España y puede equipararse a redes como los centros educativos o las farmacias. Más de 23.000 puntos de venta dan cobertura a más de 3.500 municipios, en los que habita aproximadamente el 97% de la población. Así, la gran mayoría de la población española tiene un supermercado donde hacer una compra completa a menos de 10 minutos de sus casas. Esto significa que, en España, no existen desiertos alimentarios. Se trata de un fenómeno que sí se da en otros países desarrollados y que está identificado como una causa de obesidad al dificultar el acceso a una dieta equilibrada.

  1. Proximidad que permite el acceso a pie

Casi el 90 por ciento de los consumidores acude al supermercado a pie. La ubicación de las tiendas en los centros urbanos de los pueblos y ciudades permite esta facilidad de acceso. De este modo, este formato contribuye no solo a una movilidad sostenible medioambientalmente sino también a una movilidad saludable.

  1. Atención a grupos de consumo con intolerancias alimentarias

El amplio surtido que se encuentra en la distribución moderna incluye referencias destinadas a grupos de consumo concretos, como celiacos. Los supermercados registran más de 1.000 referencias de productos específicos para personas con intolerancias alimentarias, además de los que por su propia naturaleza son aptos para su consumo por estos grupos. Esto significa que en el supermercado se puede hacer la compra con seguridad y a precios competitivos para todo el núcleo familiar.