Alarma por el coste de la energía en el retail europeo

/    


“El comercio minorista y mayorista frente a la crisis energética: urgente necesidad de apoyo”. Este es el contundente título del informe presentado por la directora general de EuroCommerce, Christel Delberghe, ante el Consejo de la Energía de la Unión Europea. En el documento se subraya el importante impacto que el incremento del coste de la energía está teniendo en todo el sector y la necesidad de actuar con rapidez ante “el inquietante riesgo para el futuro de muchos negocios”. Además, vuelve a pedir “una regulación que reconozca que nuestro sector necesita ayuda urgente (…) para no poner en cuestión la capacidad de prestar un servicio esencial no solo a los consumidores, sino al completo ecosistema de la cadena de valor”.

EuroCommerce subraya que el margen de los operadores suele situarse entre el 1 y el 3 por ciento, mientras deben hacer frente a facturas de la energía que, en algunos casos, se han multiplicado por cuatro, en una situación que califica como “insostenible”.

Ante esta situación, se piden tres medidas principales:

  • Evitar el riesgo de un impacto sistémico con una reacción urgente para ayudar a soportar los altos costes de la energía y proteger así la prestación del servicio esencial del comercio.
  • Asegurar un descenso de los costes de la energía, incluyendo medidas temporales y excepcionales que posibiliten una reducción del precio de la electricidad. Así mismo, se hace un llamamiento a los Estados miembro para reducir los impuestos en la energía.
  • Ayudar al sector de manera que éste tenga acceso a las medidas de reducción del impacto de los altos precios de la energía de los que sí se han beneficiado otras áreas de la economía.

A principio de este mes de septiembre, EuroCommerce ya advirtió sobre las dificultades que está atravesando un sector que emplea a 26 millones de personas en toda la Unión y que es muy dependiente del uso de la energía, especialmente para mantener los sistemas del frío en la alimentación.