Acuerdo de París: gestos por el clima desde la distribución alimentaria

/    


El acuerdo de París cumple mañana su quinto aniversario en lo que ha sido, según el Consejo Económico y Social Europeo, una movilización sin precedentes de la sociedad. Las instituciones europeas se han volcado en este pacto por el clima y también las organizaciones civiles. En este contexto, es interesante recuperar las reflexiones de Eurocommerce en el lanzamiento de la Comisión Europea de la Nueva Agenda del Consumidor.

La transición verde y digital está en pleno desarrollo, y está siendo impulsada en gran parte por los consumidores y lo que compran. Los minoristas ayudan proporcionando a los consumidores cada vez más formas de hacer elecciones sostenibles y pidiendo a los proveedores productos más sostenibles, circulares y ecodiseñados“, dijo Christian Verschueren, director general de la asociación representativa del retail europeo.

Facilitar este tipo de elecciones incluye la consideración de todos los factores que influyen en el acto de compra. Por ejemplo, un reciente estudio del Institut Cerdà apunta a que, en España, casi el 90% de los consumidores van al supermercado a pie para hacer la compra. Esto significa que, de los algo más de 2.600 millones de actos de compra en el formato supermercado que se calculan anualmente, unos 2.400 millones se realizaron con emisiones cero en lo referente al desplazamiento. Ello es posible por la alta capilaridad e intensa competencia en el sector, que son algunos de los signos definitorios del modelo de distribución alimentaria en nuestro país.

En este sentido, Verschueren recuerda que los minoristas deben ser capaces de innovar y responder rápidamente a los cambios en el comportamiento y las expectativas de los consumidores. Para ello, necesitan un clima empresarial y político estable y previsible: las normas armonizadas – y la ausencia de sobrerregulación por parte de los gobiernos nacionales -, las políticas nacionales de consumo coherentes y la aplicación efectiva y eficiente de las mismas en toda la UE son las mejores formas de garantizarlo.