6 claves para una cadena de suministro con futuro

/    


Los cambios en las tendencias de mercado avanzan a velocidad de vértigo y, con ellas, la cadena de suministro se ve obligada a asumir desafíos capaces de responder a los mismos. AECOC, Asociación de Fabricantes y Distribuidores, ha identificado seis claves de la logística que marcarán los próximos años.

1- La necesidad de situar al consumidor en el centro. Ante un consumidor mucho más dinámico y que busca servicios personalizados, es necesario crear valor y adaptar la logística, las entregas y los pedidos para que pueda recibirlos donde y cuando lo necesite.

2- La logística deberá integrar la innovación tecnológica y la digitalización como una manera de innovar en los procesos para adaptarse a los nuevos requerimientos del mercado.

3- La expansión del ecommerce es otra realidad a la que no hay que perder de vista y que requerirá de importantes cambios en el modelo logístico convencional. La logística en este caso deberá ser extremadamente flexible y debe ser capaz de adaptarse de forma muy rápida tanto a las necesidades cambiantes del consumidor final como al crecimiento inesperado de los volúmenes. Todo ello, sin perder de vista la eficiencia de costes tanto hacia el empresa como hacia el consumidor.

4- La tecnología debe aplicarse también la ofrecer una perspectiva global del negocio y el papel de la logística en el mismo. Es lo que AECOC llama visibilidad.

5- La sostenibilidad es la única estrategia posible para asegurar el futuro de los negocios, más cuando son los propios consumidores quienes demandan productos y servicios más respetuosos y ecológicos. La actividad logística deberá ser totalmente compatible con el desarrollo sostenible. En este sentido, a las apreciaciones de AECOC podemos añadir que la sostenibilidad, para ser realista y alcanzable, debe ser triple –social, económica y medioambiental-.

6- Por último, la colaboración es una fórmula de crecimiento y debe practicarse tanto horizontalmente (entre compañías en el mismo eslabón de la cadena), como verticalmente (entre diferentes eslabones). En lo referente a la logística esta colaboración se materializa en un intercambio de información que permita mejoras en la ocupación de los camiones, reducción de stock, mayor rotación de inventarios, reducción de costes de transporte y almacenamiento, tiempos de entrega más cortos, incremento de las frecuencias de envío, etc.

Desde nuestra experiencia, la innovación logística tiene una influencia crucial sobre los procesos de comercialización del surtido de un supermercado y, desde hace ya mucho tiempo, la modernización de las plataformas y los sistemas de comunicación en tiempo real de los movimientos de los lineales nos han ayudado a comprender mejor a los consumidores y a establecer lazos de colaboración significativos con los proveedores. El camino, en todo caso, no ha hecho más que comenzar. El reto ahora ser capaces, como hemos hecho hasta ahora, de responder a las inquietudes del consumidor y, al mismo tiempo, asegurar la sostenibilidad social, económica y medioambiental.