Las mascotas aumentan su protagonismo en el súper

El número de hogares en España en los que habita un perro o un gato supera por tres el de familias en los que vive un niño menor de cinco años, según publicó Nielsen en su informe sobre los retos del mercado de gran consumo para 2020. Aunque la crisis del Covid19 ha modificado radicalmente los desafíos a los que se enfrenta la distribución con base alimentaria, las cifras sobre la importancia de las mascotas siguen ahí y, de hecho, éstas se han convertido en grandes compañeras durante el confinamiento.

Nada menos que el 42% de los hogares españoles contaba en 2019 entre sus miembros con una mascota, frente al 11% en los que hay un menor de cinco años, una cifra que supone un incremento del 2,5% respecto a 2018. La conclusión es evidente: la alimentación para mascotas tiene mucho potencial. Según Nielsen, hablamos de un volumen de 1.218 millones de euros en 2019, sólo en lo referido a perros y gatos -los compañeros habituales de los españoles- dejando fuera otras mascotas como tortugas, roedores o peces. 

La distribución moderna (supermercados, hipermercados, tiendas de proximidad, etc.) tiene la vocación de alimentar a la totalidad del núcleo familiar y ello incluye a las mascotas. Por lo tanto, concentra el 63,7% del gasto en productos para perros y gatos, seguida por el canal especialista y otros aún más específicos como la venta en clínicas veterinarias. Unos y otros se suman, además, al interés por cuidar al máximo a las mascotas con una alimentación variada y de calidad, lo que se refleja cada vez más en los lineales.


Control de aforo, desinfección e higiene son las grandes armas contra el contagio

Nos hacemos eco del reportaje publicado en La Vanguardia el pasado 5 de mayo titulado “El contagio por tocar productos del súper es muy improbable”. En él, de la mano de expertos en microbiología y biología, se dan respuestas a preguntas como: ¿podemos contagiarnos en el súper? ¿deberíamos llevar guantes y mascarilla? ¿hay que desinfectar los productos que compramos? ¿cuál es el método más seguro de pago?

La conclusión principal es que las medidas relativas al aforo que han tomado los supermercados desde el inicio de la crisis del Covid-19, que permiten mantener el distanciamiento social gracias al control del aforo y la reorganización de espacios, así como las acciones de desinfección e higiene, son las más eficaces para evitar cualquier problema en espacios cerrados, como son las tiendas. Además, el lavado de manos, el uso de mascarillas y el pago a través de medios sin contacto ofrecen también una mayor garantía de seguridad.

Los expertos aseguran, además, citando a fuentes de la Organización Mundial de la Salud que estamos ante una crisis sanitaria, no alimentaria, lo que significa que el contagio a través de alimentos es muy improbable. Así lo afirma también la Agencia Española de Seguridad Alimentaria como publicamos recientemente en este mismo blog.

Para leer el artículo completo PINCHA AQUÍ.


COVID19 y los alimentos. Crisis Sanitaria no de Seguridad Alimentaria.

Desde ASEDAS nos gustaría compartir  la información disponible acerca de Procedimientos de Higiene y Seguridad Alimentaria durante esta crisis Sanitaria por COVID19. Estos documentos se encuentran en la página web de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que suministra información de otros organismos internacionales y comparte con ellos análisis propios. ¿Qué información existe al respecto? Todos los documentos están recogida en este enlace de la AESAN, actualizado a día 17 de abril, donde encontramos una recopilación de diversos informes entre los que recogemos los siguientes:

  • Opinión de EFSA, Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, que destaca que no hay pruebas de que los alimentos sean una fuente o una vía de transmisión del virus. Debemos tener en cuenta las palabras de Marga Hugas, científica jefa de la EFSA: “las experiencias de anteriores brotes de Coronavirus afines (…) indican que no se produjo transmisión a través del consumo de alimentos. Actualmente no hay pruebas que sugieran que este Coronavirus sea diferente en este sentido.” Más información AQUÍ.

 

  • Todas las Agencias de Seguridad Alimentaria han trabajado coordinadamente con la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea en un documento de Preguntas y Respuestas de COVID19 y Seguridad Alimentaria. El objetivo último es transmitir tranquilidad entre tanta incertidumbre. El documento refleja las evidencias científicas, ya mencionadas por la EFSA, y los protocolos de higiene y limpieza que ya se hacen, y se han reforzado, para evitar contaminaciones de patógenos. En el caso de los alimentos en tienda afirma que no hay pruebas de que los alimentos sean una fuente de contagio, sin embargo, afirman que TODOS DEBEMOS SEGUIR LAS RECOMENDACIONES SANITARIAS DE HIGIENE, LA MÁS IMPORTANTE LAVADO DE MANOS y medidas de distanciamiento. Tanto los minoristas, las tiendas de alimentación, como los consumidores deben ser conscientes de los requisitos en materia de higiene. Y esto se está cumpliendo. El distanciamiento físico y el aforo son medidas esenciales. También se destaca que se deben seguir las medidas estrictas de higiene que nos protegen de una intoxicación alimentaria, ej. Lavar sistemáticamente frutas y hortalizas con agua limpia si no se cocinan. En la página de la AESAN también podremos encontrar información acerca de la manipulación de alimentos.

 

  • Guía de la OMS sobre COVID19 y Seguridad Alimentaria para empresas de alimentación. En esta guía también se afirma que no hay evidencias de contagio de COVID19 por los alimentos o los envases de los alimentos. Afirma que es una enfermedad respiratoria y que su ruta principal de transmisión es de persona a persona. En la Guía se destacan medidas de Seguridad Sanitaria, que ya se están llevando a cabo por parte de los supermercados (reforzar las medidas higiénicas, aforo, marcado de suelo, etc…).

Misión compartida: alimentar a la gente

Copa-Cogeca, FoodDrinkEurope y EuroCommerce –de la que ASEDAS forma parte- son las asociaciones que representan a los principales actores de la cadena de suministro de alimentos en Europa: los agricultores y las cooperativas agrícolas, los fabricantes de alimentos y bebidas y la distribución al por mayor y al por menor.

Desde las tres organizaciones se ha rendido a través de un comunicado un homenaje “a todos aquellos que, en toda la sociedad, trabajan incansablemente para hacer frente a la crisis de salud pública del Covid-19. En la cadena de suministro de alimentos, personas comprometidas en nuestras granjas, en nuestras fábricas, en las carreteras y en nuestras tiendas y supermercados están dando toda su energía, tiempo y dedicación para cumplir esta importante misión: alimentar a la gente”.

En estos tiempos difíciles, se destaca la labor de los agricultores y empresas europeos que se esfuerzan por ofrecer una respuesta colectiva y eficaz “para asegurar que nuestros sistemas alimentarios continúen funcionando de manera sostenible y eficaz durante la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento adoptadas”. Parte de este reto compartido es asegurar que las fronteras permanezcan abiertas para las personas y las mercancías.

Y, además, se lanza una mirada hacia el futuro, porque está crisis pasará, y se subraya la necesidad de que dicha respuesta sea “tanto durante la crisis como después de ella. En este contexto, en que las industrias que forman parte de la cadena agroalimentaria son esenciales se recuerda, además, que los alimentos que siguen sirviendo a los consumidores europeos son, como siempre, “seguros, asequibles y de calidad”.


La cadena agroalimentaria es un sector vital en la crisis del COVID-19

La Asociación de Empresas del Gran Consumo AECOC ha solicitado al Gobierno que el conjunto de la cadena de abastecimiento alimentario sea asimilado como sector crítico y, por tanto, pueda acogerse a las mismas condiciones de excepcionalidad con que cuentan los sectores críticos como el sanitario.

Esta medida es fundamental ya que la cadena de producción y distribución de alimentos se está mostrando claramente como un sector vital para garantizar el acceso de los alimentos y productos de primera necesidad, para lo que requiere de medidas de excepcionalidad que le permitan seguir desarrollando ese papel imprescindible para la sociedad de nuestro país”, ha señalado la entidad en un comunicado.

De este modo, agradece al Gobierno “su voluntad de priorizar la salud y seguridad de los ciudadanos tratando, al mismo tiempo, de garantizar la continuidad de los negocios, movilizando para ello una importante cantidad de recursos económicos y tratando de que las empresas puedan disponer de liquidez”.

El presidente de Aecoc, Javier Campo, insiste en que “nos enfrentamos a una crisis de gran impacto, pero temporal”.