El supermercado ayuda en la cuesta de enero con unos de los precios de alimentación más bajos de Europa

El supermercado ayuda en la cuesta de enero con unos de los precios de alimentación más bajos de Europa

El pollo, el pescado fresco y congelado, las verduras de invierno y las naranjas configuran el menú de la cuesta de enero.

El consumidor cuenta con el apoyo del supermercado de proximidad en el periodo conocido como la cuesta de enero. Aunque el binomio precio/calidad es una de las características que determinan el éxito del supermercado de proximidad, se trata de un factor especialmente sensible en esta época al que este formato responde a la perfección. Según datos de Eurostatlos precios de alimentación en España están 6 puntos por debajo de la media de la UE-28. Si nos comparamos con un país similar al nuestro en cuanto a renta per cápita y gran productor de alimentos, como es Italia, la diferencia es de 19 puntos por debajo.

La razón por la que la distribución en España es capaz de ofrecer estos precios es su alta eficiencia en la gestión del surtido con relaciones estables entre distribución y producción y que permite mantener en los lineales los productos que el consumidor demanda en cada época del año. Otro aspecto a tener en cuenta es el equilibrio entre formatos, que ofrece al consumidor una gran capacidad de elección y asegura la diversidad del surtido y la competencia.

Pollo, pescado y naranjas, el menú de la cuesta de enero

Tras la intensidad de la campaña de Navidad, los lineales en los supermercados vuelven a adaptarse a la demanda habitual. Durante los meses de enero y febrero, el pollo se convierte en la gran referencia en cuanto a carne, seguido del cerdo y el vacuno; mientras que se recupera también el consumo de pescado, tanto fresco como congelado, frente al marisco.

Las verduras de invierno –con la familia de las coles a la cabeza-, son una buena alternativa en estos meses: durante el último mes de enero contabilizado en el panel del consumo del MAPAMA se consumieron 8.209 millones de kilos en enero y 8.072 en febrero. Las verduras congeladas o en conserva son otra de las preferencias de los españoles, con un consumo que, según datos de MERCASA, ha crecido un 0,1 kilos por persona en los últimos años.

En cuanto a la fruta, las naranjas son las grandes estrellas de la cuesta de enero -102.491 miles de kilos-; las uvas, por su parte, son las que más sufren con una caída de ventas de más de la mitad –pasando de 13.616 en diciembre a 5.079 en enero, según las mismas fuentes-.


2018, un año clave en la gestión corporativa de la distribución de gran consumo

2018, un año clave en la gestión corporativa de la distribución de gran consumo

Medioambiente e impacto económico y social configuran las grandes áreas de trabajo que influirán en las empresas del sector.

La distribución de productos de gran consumo afronta un año de grandes novedades desde el punto de vista de gestión empresarial, éstas estarán destinadas a profundizar en cuestiones relacionadas con la sostenibilidad y la Responsabilidad Social Corporativa, entre otras. Desde ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, que agrupa casi el 70% de la distribución alimentaria, hemos seleccionado las claves que marcarán el año 2018y que permitirán a la distribución de proximidad seguir estando a la cabeza en el servicio a consumidor.

  1. Responsabilidad Social Corporativa

La reciente aprobación del Real Decreto-ley 18/2017, de 24 de noviembre por el que se modifican el Código de Comercio, la Ley de Sociedad de Capital y la Ley de Auditoría de Cuentas, fortalece el esfuerzo de transparencia que hará aflorar las múltiples acciones de RSC que llevan a cabo las empresas del sector. Desde ASEDAS concebimos la RSC desde un enfoque económico, social y medioambiental que traslada los efectos de nuestra actividad económica hacia la sociedad y, durante 2018, se pondrá de manifiesto la importante contribución de nuestro sector a la sociedad.

  1. Triple Sostenibilidad y Economía Circular

La previsión es que la inversión destinada a acciones enfocadas a mejorar la eficiencia energética, así como la reutilización de recursos, se incremente. Sin embargo, la sostenibilidad real es triple: medioambiental, económica –destinada a asegurar la viabilidad de las empresas- y social –a través del reflejo en el empleo y las acciones de RSC antes descritas-.

  1. Movilidad y Proximidad

La previsión es el que el comercio electrónico en alimentación siga creciendo, aunque a un ritmo menor que otros sectores: la cercanía y servicio en tienda se mantienen como valores fundamentales para los consumidores. En todo caso, el supermercado de proximidad se prepara para hacer compatible este crecimiento del e-commerce con políticas de movilidad urbana que usen energías limpias y gestión avanzada de entregas como el reagrupamiento de pedidos.

  1. Empleo

La distribución con base alimentaria es un sector muy activo en creación de empleo –las empresas de ASEDAS registraron en 2016 un incremento de sus plantillas de entre 300 y 1.000 empleados por enseña-. La gran novedad es la búsqueda, además de los tradicionales, de nuevos perfiles relacionados con la innovación tecnológica y la transformación digital.

  1. Plan Nacional de Reformulación de Alimentos 2020

Bajo el liderazgo de la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) y con participación activa de la distribución y la industria alimentaria, el Plan contempla la reformulación paulatina en la composición de alimentos preparados para servir al consumidor una alimentación todavía más saludable.

El año 2018 va a ser apasionante porque se afianzarán las bases de muchos procesos que definirán no solo la distribución de productos de gran consumo sino también de la sociedad del futuro. Las empresas de ASEDAS llevan tiempo trabajando en conceptos como eficiencia energética, triple sostenibilidad o responsabilidad social pero vamos a profundizar más en ellos con el gran objetivo de seguir ofreciendo al consumidor la mejor alimentación a un precio competitivo”, dijo Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS.


Las redes sociales en el punto de mira del consumidor

Se afirman como un punto de contacto entre distribuidores y consumidores de primer orden, aunque la atención telefónica mantiene la demanda.

No descubrimos nada nuevo al decir que las redes sociales son un punto de contacto entre retailers y consumidores cada vez más importante. El estudio The Digital Customer 2017, elaborado por las compañías de telecomunicaciones BT y Cisco, ha venido a constatarlo con datos.

Una encuesta realizada a 5.000 consumidores en Bélgica, China, Alemania, los Países Bajos, India, Singapur, Sudáfrica, España, el Reino Unido y los Estados Unidos apunta a que a un creciente número de consumidores les resulta más fácil tratar con las empresas a través de mensajes y de las redes sociales, especialmente a la hora de hacer consultas.

El 58% dice que obtiene una respuesta más rápida al usar mensajes en comparación con el teléfono, mientras que el 37% apunta que elegiría contactar a una organización a través de Facebook o Twitter si tienen un problema que necesitan resolver urgentemente, alcanzando un máximo del 65% en India.

The Digital Customer 2017 apunta también a las redes sociales como un incipiente pero interesante canal de venta electrónica: el 70% de los consumidores de entre 18 y 34 años compran cada vez más productos y servicios a través de este canal.

A pesar de ello, el 31% de los encuestados en el Reino Unido y en Estados Unidos afirma que ha llamado a un ‘contact center’ en las últimas dos semanas. De lo que cabe deducir, según el vicepresidente de comunicaciones unificadas y CRM, en BT Global Services, Andrew Small, que “las personas todavía quieren contar con la opción de hablar”.

La conclusión expresada por el vicepresidente del Grupo de Tecnología de Comunicaciones Unificadas de Cisco, Tom Puorro, es que “las empresas orientadas al consumidor necesitan una estrategia omnicanal integrada para tener éxito”.


La distribución aporta el 15 por ciento de los empleos en la Unión Europea con gran peso del trabajo joven y estable

La distribución aporta el 15 por ciento de los empleos en la Unión Europea con gran peso del trabajo joven y estable

La digitalización demanda perfiles con capacidad de adaptación a nuevos escenarios tecnológicos.

ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, conmemora mañana el Primer Día del Retail Europeo, organizado por la patronal del comercio europeo, Eurocommerce, con el objetivo de dar un nuevo impulso al desarrollo del proyecto europeo de mercado único, analizar cómo el sector puede contribuir a él y los pasos necesarios para garantizar el crecimiento y la competitividad del mismo.

El potencial económico del comercio en Europa es una fuente de desarrollo fundamental para la economía europea. Intensamente competitivo e innovador, genera el 15% de los empleos de la Unión y supone un sector imprescindible en términos de impacto económico y social. Según datos de Eurocommerce, el retail agrupa a un tercio de las empresas no financieras que están activas en Europa.

La distribución genera uno de cada siete puestos de trabajo en la Unión Europea, 29 millones de ciudadanos europeos desarrollan actualmente carreras variadas en las diferentes empresas que configuran el retail europeo. En concreto, el subsector de la distribución con base alimentaria aglutina más de 10 millones de empleados –cerca de un millón en España- que arrojan un alto índice de productividad: 47.700 € por trabajador a nivel europeo, aunque presentando importantes diferencias por países.

El retail da solución a algunos de los retos del mercado laboral europeo, como es la incorporación de los jóvenes al mercado laboral, empleando a uno de cada cinco trabajadores recién incorporados. En España, la distribución de alimentación de proximidad, además, responde positivamente a la creación de empleo estable, con un ratio de contratos indefinidos en los supermercados de ASEDAS que se sitúa en torno al de 85, superando el 90% en algunas enseñas. Solo en 2016 cada firma sumó entre 300 y 1.000 empleados a una fuerza de trabajo de alrededor de 260.000 empleados.

El sector es altamente intensivo en innovación tecnológica. Con la digitalización como uno retos con mayor recorrido de futuro, la demanda de personal se inclina hacia las habilidades digitales y la capacidad de adaptación a este nuevo escenario. Esto se traduce en una amplia gama de tareas en los que desarrollar una carrera profesional completa.

La demografía, la tecnología y el medioambiente son los principales asuntos que afectan al futuro de la distribución europea en la actualidad y que tienen efecto tanto sobre la estructura de las empresas como sobre el mercado laboral. La intensa labor que se desarrolla en torno a estos tres ítems está destinada a garantizar que los consumidores vean cubiertas sus necesidades en cuanto a proximidad, capacidad de elección – tanto en lo referente a número suficiente de referencias como a la elección del canal de compra- y precio.

El comercio español está plenamente integrado en las tendencias del retail europeo, presentando además un factor diferenciador por nuestra eficiencia. Si los precios de la alimentación en España están 6 puntos por debajo de la media europea, ello se debe no solo a que somos un país productor de alimentos sino a que tenemos una distribución comercial altamente eficiente, ha dicho Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS.


La aportación de la distribución al empleo en el marco de una política social europea

La distribución aporta el 15 por ciento de los empleos en la Unión Europea con gran peso del trabajo joven y estable

Eurocommerce hace una llamamiento para la creación de condiciones que fomenten la competitividad.

Eurocommerce, en representación del comercio minorista y mayorista de Europa, ha hecho un llamamiento a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, reunidos hace pocos días en la Cumbre Social de Gotemburgo, para que hagan esfuerzos en el apoyo de una economía europea competitiva que pueda crear empleo.

Christian Verschueren, director general de EuroCommerce, ha recordado que “el comercio minorista y mayorista ofrece una entrada valiosa en el mundo del trabajo y emplea a uno de cada cinco trabajadores jóvenes en Europa. Apoyamos un entorno de trabajo justo y gratificante para todos, y necesitamos ese crecimiento y de un enfoque equilibrado para impulsar la integración social, al permitir que nuestras empresas continúen creando empleos en un entorno comercial que cambia rápidamente«.

EuroCommerce, asociación europea a la que pertenece ASEDAS, recuerda que el sector emplea en Europa a 29 millones de personas. Se trata de una enorme fuerza laboral que se enfrenta a retos como el de la digitalización. Los representantes del Retail han subrayado en la Cumbre que en el futuro se debe pensar en medidas planificadas que apunten a mercados laborales modernizados tanto a nivel europeo como nacional. Esto significa que los empleadores deben poder capacitar a sus empleados para responder al entorno cambiante del sector impulsado por la revolución digital.

«La legislación no puede crear empleos sostenibles, las empresas sí lo hacen. Los problemas sociales de Europa no son el resultado de una falta de medidas de política social, sino de la falta general de competitividad global de Europa. Nosotros en Europa necesitamos abordar estos desafíos sociales mediante el crecimiento económico y la creación de nuevas fuentes de riquezas y empleo«, dijo Verschueren.