Los «envases inteligentes» serán los próximos aliados de la seguridad alimentaria

Los envases inteligentes serán los próximos aliados de la seguridad alimentaria

La innovación en el envase alimentario es una constante con dos grandes objetivos: dar respuesta a las tendencias de consumo y garantizar cada vez mejor la seguridad alimentaria.

Las nuevas propuestas de la industria alimentaria, el comercio electrónico o la creciente preocupación por la sostenibilidad, son algunos de los temas que más ocupan y preocupan en relación con los envases en los que se presentan los alimentos.

Uno de los cambios más evidentes en los lineales de los supermercados es el reflejo en el envase de los cambios de hábitos de la población. Cada vez hay más personas que viven solas y también de más edad que buscan un empaquetado reducido e incluso monodosis; además, los consumidores buscan alimentos que se consuman y preparen fácil y rápidamente y, por lo tanto, surgen los envases capaces de mantener con toda su frescura alimentos como las frutas y verduras ya cortadas.

Pero otras muchas novedades están por llegar. Desde el punto de vista de los alimentos, se están haciendo grandes avances en la capacidad del envase para mantener los sabores y las cualidades de los mismos, en su función en la conservación de la cadena del frío y los ya conocidos como “envases inteligentes”,que varían con el tiempo para evitar que se deteriore el contenido o que pueden cambian de color para advertir de su caducidad. Por supuesto, la búsqueda de nuevos materiales, más flexibles, baratos, manejables, seguros, de menos peso y sostenibles es también una prioridad.

Para saber más sobre envase y seguridad alimentaria pincha aquí:


El retail se afianza como una opción laboral con gran futuro

El retail se afianza como una opción laboral con gran futuro

El gran consumo se ha convertido en uno de los sectores preferidos por los estudiantes españoles para desarrollar su vida profesional.

Los jóvenes graduados universitarios y estudiantes de último año tienen al sector del gran consumo en su punto de mira como una buena opción de empleo por motivos fundamentalmente relacionados con las posibilidades de crecimiento profesional.

Es una de las conclusiones de las encuestas que se han realizado a los participantes en el Campus del Baix Llobregat de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) en Castelldefels (Barcelona) en la segunda edición del ‘Summer Camp del Gran Consumo’ de Aecoc.

En concreto, el 55% de los participantes se ha mostrado interesado en desarrollar una carrera en el sector del gran consumo como primera opción, muy por delante de las nuevas tecnologías (21%), automoción (6%) y financiero (4%).

Según los datos de ASEDAS, la radiografía del trabajo en los supermercados, en concreto, arroja altos índices de especialización en muy diversos puestos, por lo tanto, los jóvenes que piensen en las nuevas tecnologías, la logística o las finanzas como opciones de empleo probablemente encontrarán también en el retail oportunidades interesantes.

Además, las otras características que definen el trabajo en la distribución son la estabilidad –con más de 85% de contratos indefinidos- y las oportunidades de desarrollo profesional. De este modo, el empleo en distribución, lejos de ser un refugio de empleo juvenil, se afianza como una opción laboral de futuro muy interesante.


El supermercado de proximidad es el formato más sostenible

El supermercado de proximidad es el formato más sostenible

Según un informe de la Universidad de Huelva y el Consejo Internacional de Empresas Sostenibles.

El estudio La sostenibilidad económica, territorial y medio ambiental del formato supermercado, elaborado por la Universidad de Huelva y el Consejo Internacional de Empresas Sostenibles (CIES) identifica al supermercado como el formato más sostenible de la distribución comercial alimentaria.

El mismo concluye que la sostenibilidad viene dada «al presentar el menor impacto ambiental y un encaje más coherente con un modelo de ciudad de bajo impacto, por una localización, oferta y ajuste con las necesidades de la demanda como comercio de proximidad, según afirmo Antonio Montaño, doctor de la Universidad de Huelva y presidente de Qsostenible.

La proximidad se manifiesta, así, como un factor fundamental para la distribución alimentaria del futuro. Este estudio viene a confirmar que los esfuerzos de los supermercados en esta manera, pero también en cuestiones de ahorro y eficiencia energética, están dando sus frutos.

El estudio fue presentado en el marco de las IX Jornadas del Sector de la Distribución «Comercio Sostenible, Comercio Responsable« organizadas por CAEA, Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería, y representante de ASEDAS en Andalucía.


El envase como elemento de seguridad alimentaria

El envase como elemento de seguridad alimentaria

Ignacio García Magarzo, Director General de ASEDAS, explica para la Plataforma Envase y Sociedad la importancia de los envases en la distribución alimentaria.

El envase no solo es imprescindible para hacer llegar a los ciudadanos gran parte de los alimentos que consumen, sino que, gracias a este elemento, se pueden cumplir las normas de calidad y seguridad alimentaria. El objetivo es asegurar las máximas garantías sanitarias y durabilidad de producto en condiciones óptimas.

Otra función importante es que el envase constituye el soporte sobre el que se transmite la información del producto y sus propiedades al consumidor. La legislación comunitaria es, cada vez, más exigente en este sentido y, por ello, el envase debe tener el diseño adecuado para contener dicha información, que no es solo un imperativo legal sino un derecho de los consumidores.

Así pues, la misión del envase alimentario es insustituible. Más allá de las cuestiones de diseño que pueden ayudar a identificar una categoría de producto y hacerlo más atractivo, el consumidor encuentra en el envase respuesta a muchas de sus demandas en relación con la alimentación y productos de higiene personal y del hogar.


ASEDAS recuerda su compromiso con la pesca sostenible en el Día Mundial de los Océanos

Los supermercados de la costa mediterránea, de las islas y de la montaña se preparan para la Semana Santa

La apuesta por transmitir al consumidor los esfuerzos de la industria pesquera es clave en los supermercados.

En el Día Mundial de los Océanos, recordamos que tres de cada cuatro españoles (el 76%) asegura que come en casa productos procedentes de la pesca o de la acuicultura, al menos, una vez a la semana, una proporción mucho mayor que de la del conjunto de la Unión Europea, que es del 42%, según los últimos datos del Eurobarómetro.

Los establecimientos preferidos de los españoles para adquirir sus productos del mar son los supermercados o hipermercados (el 67% dice acudir a ellos); las tiendas de ASEDAS, en concreto, venden algo más del 40% del pescado que se consume en España.

Tenemos, por lo tanto, una responsabilidad a la hora de hacer llegar a la sociedad los esfuerzos del sector pesquero para hacer sostenible la pesca y proteger el océano en su conjunto. «En la distribución hay sensibilidad. La gran mayoría estamos apostando por transmitir la consumidor la importancia de la sostenibilidad y por buscar proveedores que, incluso, vayan más allá de las leyes vigentes en sus prácticas pesqueras, dijo María Martínez-Herrera, responsable de Comunicación de ASEDAS, en el último Congreso Nacional del Atún organizado por OPAGAC.

Otras de las implicaciones de los supermercados de ASEDAS con el medioambiente, y en concreto con los océanos, es el incremento constante y la mejora de las prácticas de reutilización y reciclado de plásticos. En 2016 se han recuperado más de 5.000 tn de este tipo de residuos y se ha evitado, así, que un porcentaje de ellos termine en el mar.